Trucos de belleza para cuidar tu piel y cabello después del verano

Ahora que se está acabando el verano y empieza el otoño, nuestra forma de cuidar el cabello y la piel deben de variar. No funcionará igual una crema, por ejemplo, que estaba destinada a utilizarse en verano, si la utilizamos en invierno.
Por esta razón hemos preparado una pequeña lista con algunos consejos que te pueden venir muy bien. Siguelos al pie de la letra y verás cómo se ajustan exactamente a lo que necesita.

Tips para mejorar tu piel y cabello de cara al invierno

tratamiento-belleza-despues-verano

Exfoliación

Uno de los grandes problemas del verano es el sol: si no nos hemos protegido adecuadamente, es probable que tengamos una sobreacumulación de células muertas. Hasta que no consigamos eliminar esta capa, no proliferarán las nuevas.
Por esto te recomendamos utilizar productos exfoliantes y hacernos suaves masajes con ellos. La mejor manera de utilizarlos es mientras nos estamos luchando. Aplícalos por todo tu cuerpo, pero prestando especial atención a la rodilla y a los codos.

Hidratación

Otro de los problemas del verano, es que con el calor hemos podido perder esa capa de humedad tan característica que puede tener nuestra piel y nuestro cabello. Una de las mejores soluciones consiste en utilizar aceites esenciales: aceite de jojoba, de almendras, de coco… son sólo algunos de los mejores.
Con ellos podemos crear una serie de mascarillas que serán plenamente respetuosas con nuestro cuerpo.

Firmeza

En el verano hemos cometido muchos excesos: por mucho que hayamos intentado conservar la línea, seguramente alguna vez hayamos roto la dieta. Ahora tenemos que empezar hacer deporte para conseguir tonificar nuestro cuerpo.
También podemos utilizar cremas reafirmante que se encarguen de evitar que se pueda caer el pecho, que se generen michelines, cartucheras… podemos utilizar productos que contengan ácido hialurónico, elastina, colágeno o liposomas para prevenirlos.

¡No te olvides de tus pies y manos!

Estas dos partes de nuestro cuerpo están sometidas a un desgaste diario, y no siempre nos acordamos de hidratarlas de la forma en la que deberíamos.
Es importante utilizar productos que no sean agresivos, que nos ayuden a conseguir la hidratación que nos hace falta, y utilizar algunos elementos como el aloe vera, glicerina, colágeno, vaselina…
Sigue estos consejos y estarás preparada para el cambio de estación.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR