¿Quieres preparar tu propia cerveza? Te contamos como hacerlo

¿Eres un amante de la cerveza?, ¿no hay bebida que te guste más? Pues presta atención a lo que te contamos en este post, ya que te damos las claves para que prepares tu propia cerveza en casa. ¿Te gusta la idea? Pues atento.

Y es que aunque no hay duda de que comprar siempre es la opción más cómoda, también hay que decir que es más cara, y que a veces apetece disfrutar de una bebida hecha por ti mismo. Además, es un entretenimiento. De modo que no es de extrañar que la cerveza artesanal cada vez cuente con un mayor número de seguidores.

Eso sí, si te vas a decantar por realizar tu propia cerveza, debes saber que se trata de un proceso lento y que puede resultar complicado hasta que le coges el truco. Debes armarte de paciencia. Si aun así estás convencido, lo único que tienes que hacer es seguir los siguientes pasos.

Primer paso

Lo primero es tener claros los ingredientes que vas a utilizar; agua, malta, lúpulo y levadura. La cantidad que vayas a utilizar dependerá de la cantidad de litros de cerveza que quieras elaborar.

Y para no fallar y elaborar tu cerveza de la forma más sencilla, en Internet puedes encontrar diferentes kits que ya vienen con la mezcla de malta y lúpulo realizada. El precio no debe ser demasiado elevado.

Segundo paso

Lo siguiente que necesitarás será una olla eléctrica que cuente tanto con un termostato como con un grifo. Esto te será de gran ayuda para no fallar con la cocción.

En caso de que finalmente utilices uno de los kits que hemos mencionado anteriormente, lo único que debes hacer es echar el compuesto en la olla con unos tres litros de agua aproximadamente. Después tendrás que esperar aproximadamente una hora.

Si no has utilizado un kit y quieres seguir tu propia receta, ten en cuenta que lo primero que debes añadir en la olla es el lúpulo, y lo último la malta.

Tercer paso

Tras la cocción, lo siguiente será enfriar el producto, cuanto más rápido mejor. Si la olla debería tener una temperatura alrededor de los 100º, una vez haya finalizado debería pasar a una temperatura de entre 30 y35º.

Para ello lo más recomendable es utilizar unos enfriadores especiales de cobre, que por lo general puedes encontrar en cualquier tienda especializada o a través de Internet.

Cuarto paso

El cuarto paso consistirá en traspasar la cerveza a otro recipiente para comenzar con el periodo de fermentación. Los kits suelen venir con los recipientes adecuados.

Si en cambio lo has hecho todo casero y vas a utilizar un recipiente que tengas en casa, debes tapar el envase con un globo que contenga un orificio para que así pueda salir el aire y no se produzca ninguna explosión.

Quinto paso

Es importante que cumplas con cada uno de los plazos marcados, así que no embotelles tu cerveza antes de que hayan pasado 7 días tras la fermentación. Puedes optar por comprar botellas o reutilizar algunas que hayas ido guardando en casa.

De todo modos, una vez haya sido embotellada, tendrás que esperar aproximadamente unas dos semanas, ya que la cerveza necesita un tiempo de maduración que no se debe romper.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR