Cómo lograr un bronceado casero, perfecto y saludable

Lo primero que hay que hacer para lograr un buen bronceado casero:

Hay tres pasos esenciales que no deben saltearse a la hora de poner la piel en condiciones:

  • Exfoliar
  • Hidratar
  • Nutrir

La exfoliación debe ser leve puesto que, si vamos a exponernos a los rayos solares, podría irritar la piel. Lo mejor es hacerla con productos suaves como, por ejemplo, una crema con sílice.

Conviene recordar que la eficacia de las cremas que utilicemos estará condicionada por la limpieza de la piel: las células muertas y los agentes contaminantes dificultan la hidratación y nutrición. Por eso, antes de aplicar cualquier producto, debemos limpiar –exfoliar– la piel.

No es aconsejable realizar ningún tratamiento agresivo de exfoliación antes del verano.

La hidratación y humectación son muy importantes porque ayudarán a la piel a retener el agua que necesita y no resecarse después de la exposición al sol. En este caso se aconseja utilizar cremas, emulsiones o geles que contengan ceramidas, silanoles o extractos naturales (algas, aloe vera, manzanilla, etc.).

Finalmente, la nutrición aporta vitaminas y antiradicales libres que desintoxican la piel y la protegen de diversas agresiones (polución, rayos ultravioletas, etc). Los productos con vitamina C o Coenzima Q10 son los más indicados para esta función.

bronceado

Tratamientos en gabinete

Estos tratamientos son aconsejables para preparar la piel antes del bronceado casero. No hay que olvidar que cada tipo de piel reacciona de manera diferente, por eso es fundamental consultar a un especialista antes de decidirse por una técnica determinada.

Peeling con acidos naturales

Son los más suaves. Una opción es hacer un pulido con algas marinas y luego una sesión de masajes con aceites tibios. Se usan también ácidos frutales o alfahidroxiácidos que no irritan la piel. Es conveniente realizar después un masaje con cremas pulidoras como, por ejemplo, las que contienen sílice.

La piel del cuerpo

La piel del cuerpo sufre un proceso de envejecimiento muy diferente al que padece el cutis, por eso los cuidados para una y otra son distintos. Si bien la piel del cuerpo no llega a arrugarse como la de la cara, va perdiendo elasticidad y plasticidad con el correr del tiempo. Por eso es tan importante la exfoliación, que no es otra cosa que una limpieza profunda que se realiza –entre otras cosas– para eliminar las células muertas e impurezas que se ubican en la epidermis. Al remover estas células se permite una mejor absorción de las cremas y lociones, a la vez que mejora la oxigenación de las células vivas, proporcionando una piel más suave y saludable, ideal para conseguir un buen bronceado casero.

Los productos exfoliantes se presentan en forma de gel o crema, y contienen diminutos gránulos que, al entrar en contacto con la piel húmeda, facilitan su limpieza y la revitalizan.

Exfoliacion y mascara de fango

Se realiza una exfoliación de la piel de todo el cuerpo con una combinación de sales minerales y crema de rosas. Después se aplica una máscara de fango que estimulará la actividad celular restaurando el equilibrio cutáneo.

Todas estas opciones pueden aplicarse tanto en la cara como en el cuerpo, adaptando el tipo de producto a emplear según las características de cada región.

La importancia de la dieta

Cuidar nuestra alimentación es también una manera de prepararnos para el verano y lograr un buen bronceado casero. Es aconsejable consumir betacarotenos (ya sea en forma natural o como suplementos) puesto que aportan una alta dosis de vitamina A y aumentan la producción de melanina –el pigmento que confiere coloración a la piel–. La zanahoria y el zapallo son los más recomendados.

También es muy importante consumir abundantes líquidos antes, durante y después de la exposición solar.

Para las que quieren un bronceado casero sin sol

Los autobronceantes son una buena opción para estar bronceadas todo el año, sin necesidad de exponerse a los rayos del sol. Hay que tener en cuenta que no todos los autobronceantes protegen de los rayos solares, hay muchos que solamente sirven para dar color a la piel pero sin resguardarla de los rayos del sol.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR